Érase una vez una playa cargada de historia en uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad. Un espacio polivalente, con sol y sombra, cómodos sofás de cuero y una sonrisa de bienvenida siempre preparada. Destino 56 nació como un concepto multiespacio donde disfrutar con total libertad de horarios de un desayuno frente al mar, una comida con vistas, una cena romántica, un cóctel tranquilo al son de la brisa del mar o un evento entre amigos.

Encuentros, risas, buena música, amigos y muchos brindis. Estos son nuestros ingredientes para que disfrutes de una gran experiencia. Con qué comida o bebida irán acompañados, eso lo eliges tú.